Reflexiones

Por Temas

Reflexiones por día

octubre 2017
L M X J V S D
« sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

ARCHIVO

Noticias del Vaticano

Real y verdadera presencia de Jesús en la Eucaristía

Reflexión diaria

 
 

El hombre debería temblar…

 
 

El hombre debería temblar, el mundo debería vibrar, el Cielo entero debería conmoverse profundamente cuando el Hijo de Dios aparece sobre el altar en las manos del sacerdote.

San Francisco de Asís


 
 
2014-09-24 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

¡Oh banquete precioso y admirable!

 
 

¡Oh banquete precioso y admirable, banquete saluda­ble y lleno de toda suavidad! ¿Qué puede haber, en efecto, más precioso que este banquete en el cual no se nos ofrece, para comer, la carne de becerros o de machos cabríos, como se hacía antiguamente, bajo la ley, sino al mismo Cristo, verdadero Dios?. . .

Santo Tomás de Aquino
Doctor de la Iglesia
Opúsculo 57, en la Solemnidad de Corpus Christi, lect. 1-4


 
 
2014-09-07 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

¡Amo la Santa Misa!

 
 

El hombre que no ama la Santa Misa no ama a Jesucristo.

San Josemaría Escrivá de Balaguer


 
 
2014-09-06 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

La Eucaristía es Él.

 
 

La Iglesia renueva sin cesar su fe en la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Porque de eso estamos hablando: de una persona, de un ser vivo, y no de una cosa o una idea. La Eucaristía es Él. Y todos, en la Iglesia, vivimos por Él, con Él y gracias a Él, y soñando con unirnos algún día plenamente a Él. O al menos, así debería ser.

Anónimo


 
 
2014-09-01 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

El Verbo, que a todo da vida.

 
 

Cuando celebramos en las iglesias el santo, vivificador e incruento sacrificio de la Misa, no consideramos que lo que tenemos delante sea el cuerpo de un hombre común como nosotros o que lo sea la sangre preciosa, sino que lo recibimos como lo que se ha convertido: el Cuerpo y la Sangre propios del Verbo, que a todo da vida.

San Cirilo de Alejandría
Explanatio 12 capitulorum Anathem. 11


 
 
2014-08-29 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

El sacerdote ya no pronuncia sus palabras, sino las de Cristo.

 
 

Mi alimento es la carne de Dios, mi bebida es la sangre de Dios. Tal vez dices: Mi pan es común. Pero este pan es pan antes de las palabras sacramentales; cuando se añade la consagración, el pan se hace carne de Cristo. ¿Y cómo puede ser que el pan sea cuerpo de Cristo? Esta consagración ¿con cuáles palabras se realiza y de quién son estas expresiones? Del Señor Jesús. Porque todo lo demás que se dice antes, son palabras del sacerdote. Pero, cuando llega el momento de efectuar el venerable sacramento, el sacerdote ya no pronuncia sus palabras, sino las de Cristo. Luego la palabra de Cristo es la que realiza el sacramento.

San Ambrosio
Doctor de la Iglesia
Sobre los oficios de los ministros IV, 4, 14


 
 
2014-08-25 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Debemos aprender de los felices caminantes de Emaús.

 
 

Una de las dificultades de la oración ante el sagrario, es no acabar de darnos cuenta de que Jesús está allí, vivo y personalmente. ¡Se repite tanto en el sagrario la escena de Emaús, de estar con Jesús sin darnos cuenta de que Él está con nosotros! ¡Cuánto debemos aprender de los felices caminantes de Emaús, para llegar a sentir arder el corazón oyéndolo y reconocer a nuestro huésped Jesús al partir el pan!

Beato Manuel González
Qué hace y qué dice el Corazón de Jesús en el sagrario


 
 
2014-08-23 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Al pronunciar la palabra Eucaristía lo hemos dicho todo.

 
 

Recordad que la Santísima Eucaristía es Jesucristo con su pasado, presente y futuro; que es el último desenvolvimiento de la Encarnación y de la vida mortal del Salvador. Por la Sagrada Eucaristía Jesucristo nos comunica todas las gracias, a ella afluyen todas las verdades, y al pronunciar la palabra Eucaristía lo hemos dicho todo, puesto que es Jesucristo mismo.

San Pedro Julián Eymard
Directorio para la adoración


 
 
2014-08-19 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

La Eucaristía es alimento para vivir siempre en Cristo Jesús

 
 

Los herejes se apartan de la Eucaristía, porque no confiesan que la Eucaristía es la carne de nuestro Salvador Jesucristo, la misma que padeció por nuestros pecados, la misma que por su bondad resucitó el Padre. La Eucaristía es alimento para vivir siempre en Cristo Jesús.

San Ignacio de Antioquía
Carta a los de Esmirna 7, 1. 44
Carta a los efesios, 20, 2


 
 
2014-08-13 08:00:00

Reflexión diaria

Presencia Real de Jesús en la Eucaristía.

Tal presencia se llama real, no por exclusión, como si las otras no fueran reales, sino por antonomasia, porque es también corporal y substancial, pues por ella ciertamente se hace presente Cristo, Dios y hombre, entero e íntegro.

Beato Pablo VI
Eucharisticum Mysterium No. 21-22


2014-07-31 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

La respuesta de Dios.

 
 

La Eucaristía significa que Dios ha respondido y que la propia Eucaristía es Dios hecho respuesta, ella es su presencia que responde.

Ratzinger Joseph (S.S. Benedicto XVI)
*Eucaristía, centro de la vida 2003**


 
 
2014-07-21 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Esto es mi Cuerpo… Este es el Cáliz de mi Sangre…

 
 

Precisamente porque se trata de una realidad misteriosa que rebasa nuestra comprensión, no nos ha de sorprender que también hoy a muchos les cueste aceptar la presencia real de Cristo en la Eucaristía. No puede ser de otra manera. Así ha sucedido desde el día en que, en la sinagoga de Cafarnaúm, Jesús declaró abiertamente que había venido para darnos en alimento su carne y su sangre cf. Jn 6, 26-58.

Ese lenguaje pareció “duro” y muchos se volvieron atrás. Ahora, como entonces, la Eucaristía sigue siendo “signo de contradicción” y no puede menos de serlo, porque un Dios que se hace carne y se sacrifica por la vida del mundo pone en crisis la sabiduría de los hombres. Pero con humilde confianza la Iglesia hace suya la fe de Pedro y de los demás Apóstoles, y con ellos proclama, y proclamamos nosotros: “Señor, ¿a quién vamos a ir? Tú tienes palabras de vida eterna” Jn 6, 68. Renovemos también nosotros esta tarde la profesión de fe en Cristo vivo y presente en la Eucaristía. Sí, “es certeza para los cristianos: el pan se convierte en carne, y el vino en sangre”.

S.S. Benedicto XVI
Homilia de Corpus Christi, 2007


 
 
2014-06-22 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Concorpóreo y consanguíneo de Cristo.

 
 

Con plena seguridad participamos del Cuerpo y Sangre de Cristo. Porque en figura de pan se te da el Cuerpo y en figura de vino se te da la Sangre para que, habiendo participado del Cuerpo y de la Sangre de Cristo, seas concorpóreo y consanguíneo suyo; y porque así somos hechos portadores de Cristo, al distribuirse por nuestros miembros su Cuerpo y su Sangre. Así, según el bienaventurado Pedro, somos hechos consortes de la divina naturaleza 2 p 1,4.

San Cirilo de Jerusalén, Doctor de la Iglesia
Catequesis Mistagógica Cuarta
Del Cuerpo y la Sangre de Cristo


 
 
2014-05-28 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

La Santa Misa es una conmemoración real, es una teofanía.

 
 

El pesebre, el Vía Crucis, son representaciones, la Misa, en cambio, es una conmemoración real, o sea es una teofanía: Dios se acerca y está con nosotros, y nosotros participamos del misterio de la Redención.

S.S. Francisco
Homilía en Santa Marta, 10 de febrero del 2014


 
 
2014-05-20 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

En la Santa Misa se participa en esta teofanía.

 
 

Nosotros escuchamos o decimos: ‘Pero, yo no puedo…, ahora…, debo ir a la Misa, debo ir a escuchar Misa’. La Misa no se ‘escucha’, se participa, y se participa en esta teofanía, en este misterio de la presencia del Señor entre nosotros.

S.S. Francisco
Homilía en Santa Marta, 10 de febrero del 2014


 
 
2014-05-19 08:00:00

Reflexión Diaria


Si usted desea suscribirse para recibir en su correo electrónico una 

Reflexión Diaria sobre

La Santa Misa

 por favor hágalo presionando el siguiente botón:

  Suscripción
kk
 

Reflexiones Diarias

Por Autores

EL APOSTOLADO

El Apostolado de la 

Santa Misa Diaria


¿En qué consiste este Apostolado?


• Asistir y participar en la Santa Misa Diaria, con disposición de atención, oración y aprendizaje.

 

• Ir conociendo y dar a conocer el valor de la Santa Misa.

 

• Orar para que todos los bautizados jamás falten a la Santa Misa dominical y que poco a poco quieran comprometerse a participar diariamente de este Santo Sacrificio.

 

 

Tener como intenciones especiales:

• Orar por la venida del Reino de Dios.

 

• Orar por el Santo Padre, el Colegio Episcopal y los Sacerdotes.

 

• Orar por las vocaciones sacerdotales y religiosas.

 

• Orar por las almas de los sacerdotes difuntos.

 

También nos encuentra en: