Reflexiones

Por Temas

Reflexiones por día

ARCHIVO

Noticias del Vaticano

Archivo mensual: mayo 2019

Reflexión diaria

 
 

Nombres que se le dan al Sacramento de la Eucaristía. 1

 
 

De ordinario, al sacramento de la Eucaristía se le dan siete nombres. La palabra eucaristía significa gracia o acción de gracias. A este sacramento se lo llama gracia, porque contiene al autor de la gracia y porque comunica la gracia en abundancia. Se lo llama acción de gracias, porque fue instituido y se ofrece como sacrificio, para dar gracias a Dios por medio de Jesucristo, por todos los bienes, tanto corporales como espirituales, que hemos recibido de Él.

San Juan Bautista de la Salle


 
 
2019-05-16 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

La conversión de toda la substancia.

 
 

Cristo no se hace presente en este Sacramento sino por la conversión de toda la substancia del pan en su cuerpo y de toda la substancia del vino en su sangre; conversión admirable y singular, que la Iglesia católica justamente y con propiedad llama transubstanciacion.

San Pablo VI


 
 
2019-05-15 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Volver una y otra vez a la fuente.

 
 

La Iglesia es joven cuando recibe cada día la fuerza siempre nueva de la Palabra de Dios, de la Eucaristía, de la presencia de Cristo y de la fuerza de su Espíritu: cuando es capaz de volver una y otra vez a su fuente.

SS Francisco


 
 
2019-05-14 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

El cuerpo esta verdaderamente unido a la divinidad.

 
 

El cuerpo esta verdaderamente unido a la divinidad, el cuerpo nacido de la Santisima Virgen: no porque el mismo cuerpo encarnado descienda del Cielo, sino porque el mismo pan y vino se convierten en el cuerpo y la sangre de Cristo.

San Juan Damasceno


 
 
2019-05-13 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

No hay dos Cristos, sino uno solo.

 
 

El Cristo eucarístico se identifica con el Cristo de la historia de la eternidad. No hay dos Cristos, sino uno solo. Nosotros poseemos, en la Hostia, al Cristo de todos los misterios de la Redención: al Cristo de la Magdalena, del hijo prodigo y de la Samaritana, al Cristo del Tabor y de Getsemaní, al Cristo resucitado de entre los muertos, sentado a la diestra del Padre […]. Esta maravillosa presencia de Cristo en medio de nosotros debería revolucionar nuestra vida […]; esta aquí con nosotros: en cada ciudad, en cada pueblo.

P. Marie Michel Philipon O.P
Los Sacramentos en la Vida Cristiana


 
 
2019-05-12 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Transubstanciación. 3

 
 

La sangre de Jesucristo Nuestro Señor se contiene también bajo las apariencias de pan, igual que su cuerpo, ya que todo cuerpo vivo, tal como lo es actualmente el de Jesucristo, nunca está sin su sangre; e igualmente, el cuerpo de Jesucristo se contiene bajo las especies o apariencias del vino, ya que la sangre no puede estar separada del cuerpo.

San Juan Bautista de la Salle


 
 
2019-05-11 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Transubstanciación. 2

 
 

A este cambio que se verifica, de la sustancia del pan y del vino en el cuerpo y en la sangre de Jesucristo, se lo llama transubstanciación, y este cambio sustancial se realiza por las palabras de la consagración, tan pronto como el sacerdote las ha pronunciado.

San Juan Bautista de la Salle


 
 
2019-05-10 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Transubstanciación. 1

 
 

Hay, pues, que persuadirse y creer verdaderamente que después de la consagración ya no hay ni pan ni vino, sino que el verdadero cuerpo y la verdadera sangre de Jesucristo, bajo las apariencias de pan y de vino, y que el mismo Jesucristo, que está en el Cielo, está al mismo tiempo sobre nuestros altares en el Santísimo Sacramento.

San Juan Bautista de la Salle


 
 
2019-05-09 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Lo que la fe nos debe hacer confesar.

 
 

San Agustín dice que Jesucristo se llevaba en sus propias manos, porque llevaba su mismo cuerpo, cuando al dárselo a sus apóstoles les dijo: Éste es mi cuerpo. También el mismo San Agustín nos enseña muy bien esta verdad, cuando dice que la fe nos debe hacer confesar que antes de la consagración el pan y el vino son tal como la naturaleza los ha formado, pero que después de la consagración se han convertido en el cuerpo y en la sangre de Jesucristo, consagrados por la bendición, es decir, por las palabras de la consagración.

San Juan Bautista de la Salle


 
 
2019-05-08 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Lo que testifican los santos Padres desde los primeros siglos.

 
 

Tal ha sido siempre la creencia de la Iglesia, y es lo que testifican los santos Padres desde los primeros siglos. San Gregorio de Nisa dice que es justo que creamos que el pan se ha cambiado en el cuerpo del Verbo de Dios, cuando fue el mismo Verbo quien dijo: Éste es mi cuerpo. San Cirilo dice que si Jesucristo ha dicho de lo que hay en el cáliz Ésta es mi sangre, ¿quién se atreverá a dudarlo y decir que no es su sangre? En otra ocasión, en las bodas de Caná, cambió el agua en vino, ¿y no es digno de ser creído cuando dice que ha cambiado el vino en su sangre?

San Juan Bautista de la Salle


 
 
2019-05-07 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

El pan de los hijos de Dios.

 
 

Así como hemos llegado a ser hijos de Dios por el bautismo y en la confirmación hemos recibido la fuerza que necesitamos, también hemos de contar con un alimento que sea capaz de conservarnos esa fuerza: el pan de los hijos de Dios, que se llama Eucaristía; este sacramento, que instituyó Jesucristo para que sirva de alimento a nuestra alma, contiene el verdadero cuerpo y la verdadera sangre del mismo Jesucristo, bajo los accidentes o apariencias de pan y de vino.

San Juan Bautista de la Salle


 
 
2019-05-06 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

La transustanciación.

 
 

En la Eucaristía el pan y el vino son considerados como la materia del sacramento, aunque ni uno ni otro subsisten una vez que la forma, que no es otra que las palabras Éste es mi cuerpo, pronunciadas sobre el pan, y Ésta es mi sangre, pronunciadas sobre el vino, se han aplicado a una y otra de estas materias. Pues, entonces, la sustancia de pan es totalmente cambiada en la sustancia del cuerpo de Jesucristo, por las palabras de la consagración del pan; y la sustancia del vino, también se cambia en la de la sangre de Jesucristo, por las palabras de la consagración del vino.

San Juan Bautista de la Salle


 
 
2019-05-05 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

El efecto de este sacramento es la unidad del cuerpo místico .

 
 

Santo Tomás de Aquino hace notar que “el efecto de este sacramento es la unidad del cuerpo místico (la Iglesia), sin la cual no puede existir la salvación. Por ello, es necesario recibir la Eucaristía, al menos con el deseo, para salvarse”. En estas palabras se percibe el eco de lo que dijo Jesús mismo acerca de la necesidad de la Eucaristía para la vida cristiana: En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo lo resucitaré el último día Jn 6, 53.54.

Según estas palabras de Jesús, la Eucaristía es prenda de la resurrección futura, pero ya en el tiempo es fuente de vida eterna. Jesús no dice ‘tendrá vida eterna’ sino ‘tiene vida eterna’. La vida eterna de Cristo, con el pan eucarístico, penetra y se da en la vida humana.

San Juan Pablo II
Audiencia General, 8 de abril de 1992


 
 
2019-05-04 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Experimentar que murió y resucitó por ti.

 
 

En la Eucaristía encuentras realmente a Jesús, compartes su vida, sientes su amor; allí puedes experimentar que murió y resucitó por ti.

SS Francisco


 
 
2019-05-03 08:00:00

Reflexión diaria

 
 

Unida al sacerdocio ministerial.

 
 

La Eucaristía, el supremo sacramento de la Iglesia, está unida al sacerdocio ministerial, que nació también en el Cenáculo, como don del gran amor de Jesús, que “sabiendo que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo” Jn 13, 1

San Juan Pablo II


 
 
2019-05-02 08:00:00

Reflexión Diaria


Si usted desea suscribirse para recibir en su correo electrónico una 

Reflexión Diaria sobre

La Santa Misa

 por favor hágalo presionando el siguiente botón:

  Suscripción
kk
 

Reflexiones Diarias

Por Autores

EL APOSTOLADO

El Apostolado de la 

Santa Misa Diaria


¿En qué consiste este Apostolado?


• Asistir y participar en la Santa Misa Diaria, con disposición de atención, oración y aprendizaje.

 

• Ir conociendo y dar a conocer el valor de la Santa Misa.

 

• Orar para que todos los bautizados jamás falten a la Santa Misa dominical y que poco a poco quieran comprometerse a participar diariamente de este Santo Sacrificio.

 

 

Tener como intenciones especiales:

• Orar por la venida del Reino de Dios.

 

• Orar por el Santo Padre, el Colegio Episcopal y los Sacerdotes.

 

• Orar por las vocaciones sacerdotales y religiosas.

 

• Orar por las almas de los sacerdotes difuntos.

 

También nos encuentra en: